Otras formas de porno son posibles

Valeria De Dios

La pornografía tiene sus inicios en la literatura erótica del siglo XIX, sin embargo, tal como la conocemos ahora tuvo su eclosión a partir de los años 70s, un punto de referencia es la película Garganta Profunda de Gerard Damiano[1]. La pornografía mainstream[2] es aquella de producción mayoritaria, misma que se ha apropiado de todos los espacios posibles, generalizando una única opción de mostrar la sexualidad a través de representaciones que no pueden ser miradas sin lujuria, sin fascinación, sin inquietud o sin miedo; es producida hacia un consumo masculino, se inscribe en un sistema de representación heterocentrada, teniendo en cuenta una mirada masculina; y los genitales masculinos como centro de su narración. Seguir leyendo “Otras formas de porno son posibles”